Jun 13, 2016

Ya no habrá más cromel

Saludos amigos de las Cromel, colaboradores y asistentes que año tras año habéis acudido fieles a la cita que cada marzo se celebraba en L'Eliana: Las Cromel.
Año tras año también, los miembros de la asociación La Espada de Caín nos hemos esforzado enormemente para que estas jornadas pudieran existir, dando lo mejor de cada uno de nosotros durante semanas, con la ayuda de nuestros colaboradores a los que siempre estaremos agradecidos, para hacer de las Cromel el mejor evento posible, intentando que fueran las jornadas a las que nosotros mismos nos gustaría ir.

Han sido 12 años desde que empezamos, aunque solo 7 desde que les pusimos nombre, 12 años en los que hemos hecho nuevos amigos, celebrado triunfos, vivido momentos de tensión y sobre todo, creado experiencias. Han sido 12 años que ninguno de nosotros va a poder olvidar en la vida, ya que dentro de todos los organizadores llevamos un poquito de las Cromel, ya que ellas también se llevan un poquito de nosotros.

Desgraciadamente, nada es eterno y este año 2013, la Espada de Caín se entristece en anunciar que no habrá Cromel este año. Como cada año empezamos a organizarlas con ilusión, pero los tiempos cambian y las circunstancias también. Y aunque hemos intentado hacer todo lo posible por sacarlas adelante, los obstaculos han sido demasiados y nos han obligado, aun con el evento ya anunciado, a echarnos atrás con gran dolor y renunciar a las Cromel 2013.
No sabemos si esto es un adiós o tan solo un hasta luego, solo el tiempo lo dirá. Aunque este año no haya podido ser la ilusión aun vive y, si tenemos una oportunidad, volveremos.
Un fuerte abrazo de los miembros de La Espada de Caín, organizadores de las Cromel.

VI Cromel

Para el año 2007 la asociación juvenil La Espada de Caín ya tenía la suficiente experiencia para organizar por ella misma las jornadas. Con una organización más fuerte y más decidida que nunca a expandir el ámbito local de las jornadas a toda la Comunidad Valenciana, se planteo que era hora de poner nombre propio a las mismas. De esta manera nacieron las Cromel, jornadas de rol y manga de L'Eliana, como se las conoce en la actualidad. La fama de las jornadas se había extendido de tal manera que no sólo acudían asistentes de Valencia y alrededores, sino de toda la provincia y poco a poco del resto de la Comunidad, superando el millar de asistentes. Por ello se decidió probar con un nuevo servicio: la oportunidad de quedarse a dormir la noche del Sábado al Domingo. Dicha estancia se realizó como prueba para un número muy limitado de personas en el recinto de LaKQ, teniendo que traer los asistentes su propio saco o colchón. Pese a lo poco idóneo de las instalaciones, resultó un movimiento exitoso. Como consecuencia del servicio de permanencia nocturna, se habilitó también un rudimentario sistema de consigna.